15 oct. 2016

La extrañeza de ser natural.

Ayer me preguntaron que si hacía mucho que era rubia y mi cabeza comenzó a pensar tanto que me he visto en la necesidad de escribir esto. 

Antes vivía en mi zona de confort. Un día me levanté decidida a cambiar mi vida y a ser feliz conmigo misma y dejar de serlo solo para los demás. 

Soy muy sentida ¿sabéis? Y creo que todos conocéis mi odio a mi ciudad natal. 
¿Que por qué? Porque es todo superficialidad, engaño, falsedad y envidia. 
Parece que nuestra generación ve mejor intentar destruir los sueños del de al lado, que comenzar a cumplir los suyos. 


Como os decía, mis dos últimos años en Zaragoza terminaron por agotarme y decidí comenzar ese cambio en mi vida tiñiéndome de rubia. 

Dicen que siempre, cuando pasa algo drástico en tu vida, lo primero que te cambias es el pelo.

Después todo lo demás vino solo: dejar de sobrepensar, pasar todas las páginas que llevaba acumuladas, hacer lo que me apeteciera sin pensar en el qué dirán, ser sincera, ser yo misma... En definitiva, comencé a ser todo eso que o no os gusta u os parece una completa locura. 

Por eso mismo sé que iba por el camino correcto.

¿Y qué venía a deciros?

Pues que son las 5 de la mañana, llevo tres horas despierta porque hoy no es uno de mis mejores días y aquí estoy, iluminada. 
Y es que no todos los días son buenos. A veces ni siquiera un efecto puede disimular eso que SIENTES. Pero ¿y qué?
¡No es el final!

Estoy cansada de ver todos los días lo felices que parecéis ser. ¿Y qué pasa con todo lo demás?
Hay personas que son puro 'postureo'.
Y mirad que odio esa palabra, pero es la única que puede definirlo. 
Y ojo, que no quiere decir que no se puedan subir fotos de lo que haces, pero NO HAGAS LO QUE HACES PARA PODER SUBIR UNA FOTO. 
¿Entendéis la diferencia?

Me estoy yendo del tema. 

En definitiva, lo único que os quería decir es que las personas son más que un conjunto, una caña o un viaje. También sentimos. Y no me creo que seáis siempre felices porque eso no existe. La felicidad son momentos. Instantes. Y también se pasa mal. 
Sed naturales, es lo único que os va a sacar de esta. 

Y que como ya he dicho antes, aunque hoy no sea tu día y parezca que pasar otro invierno sola va a ser el peor de tus problemas, pasará.

"Los finales también tienen un principio, lo que pasa es que no siempre lo sabemos ver a tiempo."

Sentid, vivid, llorad, amad. ¡Cometed locuras, joder, que la vida está para eso: para vivirla!